El automóvil autónomo de Google

En el 2005 Sebastian Thrun, siendo director del laboratorio de Inteligencia Artificial de la Universidad de Standford inició el proyecto de Stanley, el “automóvil-autonómo” (self-driving-car), el cual ganó el premio de $2 millones del Departamento de Defensa de los Estados Unidos en el Gran reto DARPA (DARPA Grand Challenge). El grupo de desarrollo consistía de 15 ingenieros de Google, además de Thrun.

Desde entonces, Google estuvo trabajando en la idea de un automóvil de autónomo. En Junio de 2012 el estado de Nevada pasó una ley permitiendo operar a coches autónomos en este estado, la cual Google estuvo presionando para poder realizar pruebas necesarias. En un principio Google estaba modificando a coches como el Toyota Prius con la tecnología ideada por Thrun. Para finales del 2013, los estados de Florida, California y Michigan permitían las pruebas del automóvil autónomo gracias a su legalización.

El pasado martes 28 de Mayo, Google publicó el diseño del prototipo de el nuevo automóvil autónomo, el cual no tiene volante ni pedales. El coche viaja a un máximo de 25 millas por hora (alrededor de 40 km/h), incluye un botón de “parar” y tiene un diseño bastante particular (pareciese que estuviese sonriendo). El coche tiene instalado sensores en sitios estratégicos con láser de detección que permite generar un mapa detallado del entorno en 3D. El coche toma estos mapas generados y, combinado con mapas de alta resolución del mundo, produce diferentes modelos de información que le permiten conducirse a si mismo.


Si quieres más información sobre Google Self-Driving Car Project te invitamos a visitar el blog de Google donde podrás estar al día con las novedades de este proyecto. Además visita su prerfil en Youtube, donde podrás ver vídeos con usuarios que han tenido la oportunidad de probar este producto y disfrutar de sus reacciones.

¿Tienes algo que agregar a nuestra reseña? – Déjanos un comentario

Te recomendamos...